guardapolvos

La decisión la adoptó el Frente de Unidad Docente conformado por Suteba, FEB, Udocba, Sadop, AMET y UDA tras una nueva reunión paritaria que mantuvieron ayer en La Plata con representantes del gobierno provincial.

Los seis gremios docentes bonaerenses rechazaron ayer la oferta de aumento salarial propuesta por el gobierno, de un 21 por ciento para este año, una suma por presentismo y 2.000 pesos por cargo por la pérdida de poder adquisitivo en 2016, y anunciaron un paro de 24 horas para el miércoles.

Por su parte, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza expresó que "siendo ésta la novena reunión mantenida en paritarias, la oferta no satisface las expectativas de los docentes. Esperaremos en la semana que decisión tomar".

 A su vez, los docentes señalaron que “exigimos como condición vital que se devuelvan los descuentos por los paros. Es la misma propuesta que la anterior con una variación de 98 pesos y por eso resolvimos un paro por 24 horas para el miércoles”, anunció la titular de la Federación de Educadores Bonarenses, Mirta Petrocini.

 La dirigente gremial explicó que “hubo una negativa rotunda” a devolver los descuentos por los días de paro y admitió que si bien el gobierno “se basa en un fallo judicial, lo que hay es una decisión política tomada en ese sentido”.

 “Lo que se hizo es una bestialidad. Ya parece que venimos a exigir que nos paguen en vez de venir a una paritaria. No hay voluntad y el esfuerzo que hacemos los docentes no se ve reflejado en el gobierno”, expresó.

 Dijo además que con la nueva propuesta “no hay consolidación del salario ni recupero del poder adquisitivo y soportamos con nuestros flacos bolsillos los tarizafos y aumentos de precios”.

 El gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal propuso a los gremios docentes provinciales "un aumento plurianual de 21 por ciento, con cláusula gatillo, y un plus por presentismo", además de "una recomposición" por la pérdida producida en los ingresos durante 2016 de 2.000 pesos por cargo o 4.000 pesos por dos cargos.

 También ofertó para 2018/19 una mejora salarial idéntica a lo que registre el proceso inflacionario, más un 10 por ciento de esa inflación, y un plus por presentismo por el ahorro de la baja del ausentismo.

 Si el primer primer año se redujese solo un 10 por ciento (del 17 al 15,3), cada trabajador docente en promedio podría percibir 440 pesos adicionales mensuales.

 Según el gobierno, con esta propuesta el ingreso inicial que cobra solo el 7 por ciento de los docentes de grado pasará a 10.880 pesos desde abril y a 11.864 desde septiembre, sin incluir asignaciones familiares, cláusula gatillo y presentismo.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios