estevao

El viernes último, en el Concejo Deliberante de Quilmes, se realizó una sesión especial de la que participó el intendente Martiniano Molina, a 41 años del último golpe militar.

Hubo diez oradores. Todos se vieron obligados a hacer referencia al hecho histórico que significó la transformación aunque sea parcialmente del ex Pozo de Quilmes (donde funcionó la Brigada de Investigaciones local) en un ‘Sitio de Memoria’. En ese sentido, fueron las concejales del gutierrismo, Nancy Espósito y Edith Llanos, las que les pidieron disculpas y reivindicaron la figura del subsecretario de Derechos Humanos de la Comuna quilmeña, José Estevao, que estaba en el recinto; debido a lo ocurrido el jueves por la noche durante el acto en el que se oficializó la recuperación del ex Pozo de Quilmes. Se recordará que en esa ocasión en un acto que había sido copado por las barras kirchneristas, Estevao fue hostigado con duros cánticos al hacer uso de la palabra. Cabe mencionar que Estevao sufrió el asesinato de su hermana por parte de la Triple A, en San Francisco Solano en 1975; y debió dejar el país en plena dictadura militar, perseguido por los gobernantes de esa época.

Vale añadir, que también recibieron un reconocimiento el senador Eduardo Schiavo y Estrella Iglesias, la mamá del diputado provincial Fernando Pérez. Ambos perseguidos en aquella época nefasta.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios