norberto

En medio de un clima signado por las versiones y acusaciones varias, el conocido empresario quilmeño, Norberto ‘Gaucho’ Llamas, socio fundador de la Unión Industrial de Quilmes (UIQ), salió a cuestionar a Horacio Castagnini, actual titular de la entidad.

“El presidente Horacio Castagnini es ilegitimo, había hecho y aprobado un estatuto para que su figura pudiera encuadrar, ya que no es empresario ni industrial, ya que tiene unos chanchos en Brandsen. Ya que el estatuto original dice que debe ser empresario o industrial de Quilmes”, sentenció Norberto Llamas en diálogo con el programa radial “Haro con hache” que se emite de 8 a 9 por FM Sur.

 - “Pero entonces por que estuvo tantos años al frente de la entidad?”, se le preguntó.

- “Ahora es alarmante el faltante de plata, y la impunidad ha llevado a avanzar a pasos agigantados a hacer cosas disparatadas.

Castagnini cobra 120 mil pesos para ser presidente de la UIQ. El lugarteniente de él es el gerente de Valot, Leonardo Wagner, quien propuso llevarlo a ese dinero, si es tan calavera Wagner que lo ponga de su propio bolsillo, ya que la Unión Industrial es deficitaria, ya que el ingreso de sus socios contra los empleados no alcanza para pagarles los salarios. Castagnini y el hijo cobrando el sueldo, el negocio de la revista de la UIQ, pero esta historia sería la menos perjudicial”.

En este sentido, Llamas explicó: “Me llama la atención que una institución que es deficitaria tenga un socio, que se llama empresario, que venga a cobrar un sueldo y se apodere de la institución tomando decisiones de todo tipo y que mienta descaradamente, haciendo creer que es la primera vez en la historia que la institución está al día en Personas Jurídicas”.

El empresario quilmeño, quien vine pregonando por la normalización de la UIQ, informó que ha “enviado dos contadores y dos abogados especialistas en el tema a La Plata a ver ese tema en Personas Jurídicas me mandaron un informe que desde el 2008 está en falta la Unión Industrial. A veces van hacen sellar y con eso engañan a la gente. Pero no saben quién es Castagnini y siguen reconociendo a Guillermo Gardella y toda esa comisión directiva como autoridades legítimas de la Unión Industrial”.

A la hora de enumerar algunas de las irregularidades detectadas durante la gestión de Castagnini, Llamas mencionó: “Ventas de terrenos a precio vil. No rindieron donde fue la plata. En el último embargo el juez no encontró la plata. Aparte y llamativamente con las mismas personas se hacen esas ventas, que es Ignacio Carpintero. Dicen que hay más propiedades involucradas, vamos a ver en estos días cuando nos acerquen más detalles”.

En este sentido, afirmó: “Vamos a pedir la inmediata renuncia y que todas las ventas y todos los movimientos que se hicieron del 2016 en adelante queden nulas y que vuelvan todos los terrenos a patrimonio de la Unión Industrial para a su vez poderlos vender nuevamente y juntar los 200 millones que le debemos a ARBA y otro porcentaje menor al municipio”, que dicho sea de paso si llega a oficializarse un plan de pagos a la Comuna que difundió Castagnini, la propia Municipalidad incurriría en un delito, ya que acuerda con una entidad que no tiene sus papeles en orden y con un sinnúmero de irregularidades. Vamos a hacer una denuncia penal a Castagnini y a Personas Jurídicas. Castagnini es un intruso, alguien que paso, vio la luz prendida, y dijo soy el presidente”

 -  En qué termina todo esto?, se le consultó.

- “Creo que tiene que venir una intervención, hay que reorganizar la Unión Industrial de Quilmes”, concluyó el empresario local.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios