policias

Mientras continúan las negociaciones para lograr la desafectación de las instalaciones de la ex Brigada de Quilmes, la administración Molina trabaja en un acto para celebrar el 23 de marzo próximo la transformación del ex Pozo en un centro de memoria.

Trascendió ayer que el acto ya se encuentra confirmado y se realizará el jueves 23 a las 18 horas en la esquina de Allison Bell y Garibaldi. La intención de los organizadores es participar del evento a todos los sectores políticos, sociales y gremiales, sin “partidizar” la convocatoria.

También se trabaja para organizar una sesión especial en el Concejo Deliberante local, alegórica al 24 de marzo.

Por otra parte, trascendió que las negociaciones para desafectar total o parcialmente las instalaciones de la ex Brigada de Quilmes avanzan muy lentamente. No resulta sencillo encontrar un lugar donde trasladar la dependencia policial donde actualmente funciona la Dirección Departamental de Investigaciones -DDI-) que se encuentra en plena actividad y que cuenta con calabozos ocupados por presos.

De todos modos, el retraso en la mudanza no será impedimento para la realización de la celebración por la transformación del ex Pozo de Quilmes en un futuro Centro de Memoria.

Se recordará que el viernes 18 de febrero se firmó el acta de conformación del “Consejo del Sitio para la Memoria, Defensa y Promoción de los Derechos Humanos- Ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes”.

El Consejo quedó constituido de acuerdo a lo dispuesto por la ley 14.895, promulgada a principio de mes, y al acta constitutiva firmada el viernes último por la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires, la Secretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, a la Municipalidad de Quilmes y a la Asociación Civil “Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia“. 

Desde la CPM, el organismo elegido por el Colectivo para transferir el inmueble y coordinar la gestión del Sitio, subrayaron que se trata de una experiencia inédita, con gran pluralidad y avalada por una norma legislativa.

Julia Merediz, hija de desaparecidos e integrante del Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia reforzó esta idea: “Para nosotros este es un momento de celebración porque es la culminación y el comienzo de un proceso. Por un lado la formalización para la gestión del Sitio y por el otro el encuentro de los distintos actores que tendrán que estar comprometidos en esa gestión. Cuando pensamos en la necesidad de pedir una ley para que el Pozo de Quilmes sea un Sitio de Memoria recurrimos a la CPM por su experiencia, aunque esto también es novedoso incluso para ellos. Así que la expectativa es que funcione, que sirva de aprendizaje y que en la medida de lo posible se piensen formatos parecidos acorde a los territorios que conviertan a los Sitios en lugares donde la comunidad y el Estado estén presentes”.

Luciano Grassi, de la Universidad de Quilmes e integrante del Colectivo, consideró que “las expectativas son enormes, tanto como el proceso que se desató, con esta impronta tan colectiva. En Quilmes en estos 40 años no hay ningún Sitio recuperado de más de diez que sabemos que funcionaron. Este es un trayecto novedoso, con tensiones, que recupera experiencias de lo que se ha ido trabajando y aprendiendo en los últimos 40 años y eso se expresa en este proyecto de ley que puede servir de referencia para otros grupos”.

 

COMENTARIOS

Jose escribió
Otro gasto totalmente inservible, van a pedir subsidios que pagamos todos. Son siempre los mismos que forman sellos de goma
09/03/2017 22:14

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios