desarrollo

Empleados municipales del área de la Secretaría de Desarrollo Social de Quilmes llevaron adelante este viernes el segundo día de paro consecutivo. Sin embargo, para el gobierno local el área funcionó con normalidad.

Los trabajadores se quejan por un recorte presupuestario, por los faltantes para la carga en tarjetas de fortalecimiento, para la compra de leche en polvo, pañales, zapatillas, y las demoras administrativas para el otorgamiento de ayudas económicas (tardan más de 3 meses) entre otros. Los empleados, además, se quejan por el mal clima de trabajo en el área.

Sin embargo, para la administración Molina, la Secretaría funcionó normalmente y se atendió la demanda de los vecinos que se acercaron al lugar.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios