civil

Defensa Civil de Quilmes debió apuntalar ayer varios tramos del paredón del cementerio de Ezpeleta sobre la Avenida Mitre por temor a derrumbe.

El trabajo de apuntalamiento se llevó a cabo ayer en varios sectores en los que se detectaron rajaduras en la pared y una inclinación creciente. Los responsables del área recomendaron tirar abajo todo el paredón sobre la Avenida Mitre en toda su extensión.

Trascendió que las fallas comenzaron a notarse luego de la obra de remodelación de la transitada avenida. Se especula que cuando se hicieron las veredas nuevas de la necrópolis en esa zona se cavó demasiado y se dañó el paredón. Se analizan distintas propuestas para cambiar el paredón perimetral.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios