ranchito

Se supo que la Comisión de Patrimonio Histórico encabezada por la concejal Edith Llanos ya tendría redactada una resolución por la cual se autoriza la venta de 120 casas del barrio y la hipoteca de 40 de estas viviendas.

Mientras el Concejo Deliberante local se apresta a aprobar una resolución que autorizará la venta e hipoteca de viviendas del barrio Villa Argentina de Cervecería y Maltería Quilmes, la Comuna, durante el verano, infraccionó a por lo menos una media docena de nuevos propietarios que efectuaban obras en los inmuebles sin los permisos correspondientes.

Se recordará que durante el año pasado, se mantuvo una controversia pública debido a la decisión de la Cervecería Quilmes de poner a la venta las casas del barrio Villa Argentina. Un grupo de vecinos del lugar que no podían acceder a la compra de las propiedades pidieron la intervención del Concejo Deliberante; por tal motivo, y luego de comprobar que todo el barrio había sido declarado patrimonio histórico del distrito quilmeño, los ediles intervinieron en el tema avalados por una ordenanza existente. La norma establece la necesidad de una autorización expresa de la Comuna para poder vender y/o modificar un inmueble que haya sido declarado patrimonio histórico.

Se supo que la Comisión de Patrimonio Histórico encabezada por la concejal Edith Llanos ya tendría redactada una resolución por la cual se autoriza la venta de 120 casas del barrio y la hipoteca de 40 de estas viviendas.

La resolución deberá ser aprobada por el Concejo Deliberante en una próxima sesión. Tras su sanción, automáticamente la empresa podrá avanzar con las operaciones inmobiliarias. Cabe añadir que sólo quedarán involucradas en la autorización los inmuebles construidos; mientras que los terrenos baldíos -casi dos manzanas completas- quedarán exceptuados.

La disposición que aprobará el HCD, lleva consigo un protocolo en el que se establecen los lineamientos a los que deben ajustarse los propietarios de un bien declarado Patrimonio Histórico en el partido de Quilmes. Entre otras cosas, no puede modificarse su línea arquitectónica, no pueden sufrir demoliciones, y no pueden realizarse ampliaciones ni cambios en su aspecto exterior.

Hay que mencionar que el mes pasado, el Municipio labró una media docena de infracciones e incluso, en un caso, obligó a un propietario a volver a colocar una reja que había retirado de una de las viviendas recientemente vendidas por la multinacional.

Las multas generaron la reacción de Cervecería y Maltería Quilmes que se quejó a la Municipalidad y los acusó de estar atrasando la aprobación de la resolución. Desde el Deliberante respondieron que la Cervecería nunca presentó formalmente una nota solicitando autorización para la venta de las viviendas del barrio que ya realizó por fuera del marco legal vigente.

COMENTARIOS

Vicente escribió
Me parece perfecto que no se permita modificar absolutamente nada en su aspecto exterior ...
Este es un lugar de preservacion del patrimonio, aes asi en todo el mundo y aqui en la Argentina tambien debe ser.
El que compra debe saber esto...
Debo ser coherente con mi profesión.
12/03/2017 12:02
José escribió
Si no los dejan vender, esas casas viejas terminarán en un asentamiento. Solo sirve el lugar.
09/03/2017 22:10
Ines escribió
Se van a poder escriturar las casa autorizadas para la compra. E hipoteca ¿Yo pregunto el HCD CUANTO TIEMPO SE VA A TOMAR?
10/03/2017 09:07
Mara escribió
Lamentable que no se respete, cuide y conserve el patrimonio historico por los grandes negocios.
10/03/2017 22:38

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios