churruca

Una oficial de la Policía Federal Argentina (PFA) fue baleada en el rostro en Quilmes Oeste tras resistirse a un asalto y tirotearse con un delincuente, quien también resultó herido y ayer se encontraba internado en grave estado.

El hecho ocurrió el lunes último, alrededor de las 23.30, en el cruce de Camino General Belgrano y Rodolfo López, en La Cañada.

Voceros judiciales y policiales informaron que la policía, identificada como Paola Yanet Pérez (35), descendió de un colectivo vestida de civil al regresar a su vivienda, cuando fue interceptada por un asaltante armado que aparentemente le exigió sus pertenencias.

De acuerdo a las fuentes, Pérez se identificó como policía e intentó resistir el asalto, tras lo cual se originó un enfrentamiento con el delincuente que terminó cuando ambos resultaron heridos.

La oficial, que presta servicio en la División Objetivos Estratégicos de la PFA, recibió un disparo en el rostro que ingresó por la mejilla, y fue trasladada de inmediato al hospital El Cruce de Florencio Varela y luego fue derivada al Churruca, del barrio porteño de Parque Patricios, donde esta noche permanecía internada fuera de peligro y evolucionaba favorablemente.

En tanto, el ladrón logró escapar del lugar pero a unas diez cuadras el personal policial detuvo a un sospechoso herido de bala en el abdomen y lo derivó al Hospital Iriarte de Quilmes, añadieron los informantes.

El detenido, identificado por la Policía como Adrián Amarilla (21), fue intervenido el lunes quirúrgicamente y ayer continuaba internado en grave estado.

Fuentes judiciales informaron que, de acuerdo a testimonios recabados, Amarilla también está acusado de haberle robado la cartera a una mujer minutos antes del tiroteo.

De acuerdo los voceros, está víctima escapó a su vivienda y le avisó a su padre sobre lo ocurrido, y cuando ambos salieron a buscar al ladrón escucharon los disparos.

Interviene en la causa el fiscal Jorge Saizar, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Quilmes, quien ordenó las primeras medidas tendientes a esclarecer el hecho.

Mientras que los voceros policiales informaron que una cámara de seguridad ubicada en la cuadra donde ocurrió el tiroteo registró el momento pero solo logra verse el fogonazo provocado por uno de los disparos, por lo que se secuestró dicho registro para intentar mejorar la visualización.

En tanto, el fiscal Saizar ordenó el secuestro del arma reglamentaria de Pérez, que será cotejada con el proyectil extraído del cuerpo del sospechoso herido para establecer así su participación en el hecho.

Por su parte, cuando los médicos lo autoricen el funcionario judicial le tomará declaración testimonial a la oficial, mientras que todavía no pudo indagar a Amarilla por su estado de salud.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios