federal

El gobierno nacional decretó un día de duelo nacional por la muerte del policía quilmeño. En consecuencia, hoy la bander argentina permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos del país.

Un joven quilmeño oriundo de San Francisco Solano, y ex empleado municipal, que trabajaba actualmente en la Policía Federal Argentina (PFA) como agente antinarcóticos, fue asesinado ayer a balazos por "soldaditos" del narcotráfico cuando hacía tareas encubiertas para una causa por venta de marihuana y cocaína dentro de la Villa Loyola, del partido bonaerense de San Martín.

La víctima, identificada como Alan Maximiliano Dolz (21), se había graduado hacía poco más de seis meses de la Escuela de Suboficiales de la PFA y prestaba servicios en el Departamento Tráfico Ilícito de Drogas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas. Anteriormente se había desempeñado como empleado municipal hasta marzo del 2015.

De acuerdo a lo que informaron fuentes policiales y judiciales por este asesinato los investigadores buscaban a un sospechoso que estuvo detenido por otro homicidio cometido en febrero último en esa zona de la localidad de San Martín.

El hecho se registró ayer cerca de las 10.20 de la mañana, cuando Dolz y otros dos efectivos se dirigieron a bordo de un Chevrolet Corsa hasta la Villa Loyola para realizar tareas de inteligencia en el marco de una causa a cargo del fiscal federal de San Martín, Jorge Sica y el juez federal de Tres de Febrero, Manuel Culotta.

El solanense Dolz y otro de los policías antinarcóticos ingresaron de manera encubierta a ese asentamiento cerca de las avenidas General Paz y Constituyentes con la intención de grabar imágenes para la causa.

En ese momento, los dos efectivos fueron interceptados por al menos tres "soldaditos" de los narcos que controlaban los pasillos y los increparon porque no eran del lugar.

Según precisaron las fuentes, uno de los "soldaditos" palpó de armas a Doltz y descubrió que portaba su pistola calibre nueve milímetros reglamentaria por lo que le gritó "sos poli" y comenzaron a dispararle.

Ante esta situación, el otro policía salió corriendo y a los tiros, lo que hizo que los "soldaditos" se dispersaran, momento en el que este efectivo cargó a su compañero herido y lo llevó hasta el auto para trasladarlo hasta un centro médico.

De acuerdo a las fuentes, el agente de Drogas Peligrosas fue llevado de urgencia al Hospital Belgrano, en San Martín, donde murió poco después a raíz de las heridas de bala sufridas.

El crimen de Dolz comenzó a ser investigado por el personal la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, pero como el hecho ocurrió mientras la víctima cumplía funciones en la causa por narcotráfico, el expediente quedó en manos del juez Culotta y el fiscal federal de ese distrito Paul Starc.

El magistrado dispuso que en la investigación intervengan los detectives de la División Homicidios y de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA.

En ese sentido, los pesquisas policiales realizaban anoche una serie de allanamientos en procura de localizar a un sospechoso a quien los dos compañeros de la víctima señalaron a través de fotografías aportadas por sus pares de la bonaerense de San Martín.

El investigador consultado explicó que se trataría de un hombre que sería el autor del disparo que mató a Dolz y que, de acuerdo a los datos aportados por los efectivos de San Martín, estuvo detenido, y luego fue excarcelado, por el homicidio de un empleado del Sindicato de Panaderos, Omar Roque Ibáñez (41), cometido la noche del 2 de febrero. A Ibáñez aparentemente lo habrían matado porque había denunciado a los narcos que operaban en la zona.

El joven vecino de San Francisco Solano, Alan Maximiliano Dolz se convirtió en el sexto integrante de una fuerza de seguridad asesinado por delincuentes en el área Metropolitana en lo que va de 2017 y el segundo perteneciente a la PFA.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios