sopre

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de Quilmes condenó ayer a prisión perpetua a los dos hombres acusados de haber asesinado a una comisario de la Policía bonaerense.

La sentencia la dieron a conocer este miércoles a las 13, los jueces Alberto Elio Ojeda, Mario Daniel Caputo y Federico Merlini. Los condenados fueron Jorge Roberto Cuesta Gati y Raúl Darío Yagaimini Cantesano, quienes fueron hallados culpables del crimen de Alicia Del Valle González, quien se desempeñaba en la División Custodia de Objetivos Fijos, Personas y Traslado de Detenidos de la Guardia de los Tribunales penales quilmeños.

El crimen de la comisario González ocurrió el 8 de agosto de 2013, cerca de las 20.30, en la esquina de 139 y 17, de Berazategui, cuando la mujer policía circulaba a bordo de su Renault Duster y fue sorprendida por al menos tres delincuentes que le cruzaron un Ford Focus color gris y, sin mediar palabra, efectuaron varios disparos de armas de fuego. González se tiroteó con los delincuentes y recibió diez impactos de bala que le provocaron la muerte. No obstante, llegó a herir mortalmente a uno de los asaltantes, Saúl Eduardo Vega, que fue subido al auto por sus cómplices que lo abandonaron, ya sin vida, a metros de una sala de primeros auxilios.

Por el delito de «homicidio agravado por el concurso premeditado con la participación de dos o más personas», tal cual lo había requerido la fiscal de Juicio, María de los ángeles Attarian Mena, fue que el Tribunal Oral N°4 condenó a Cuesta Gati y Yagaimini Cantesano.

Los jueces Ojeda, Caputo y Merlini, entendieron que durante el debate quedó demostrado que los acusados “dirigieron la acción a darle muerte (a González); además destacaron que “uno de ellos se acerca y la remata en el piso”. Para los magistrados, Cuesta Gati, Yagaimini Cantesano y el fallecido Saúl Eduardo Vega “han premeditado (el crimen de González)”, actuaron “sin mediar palabra ni reclamo alguno” y descartaron un intento de robo.

El Tribunal en su fallo remarcó que de acuerdo a las cámaras del centro de monitoreo del Municipio de Berazategui, a la comisario González la siguieron durante varias cuadras para luego interceptarla en la esquina de las calles 139 y 17. La patente del Focus gris quedó grabada en una cámara de seguridad y así se determinó que el auto había sido comprado por la esposa de Cuesta Gati. El vehículo en cuestión, tenía manchas con la sangre del delincuente muerto (Saúl Eduardo Vega) y en una de las puertas se halló un proyectil que partió de la pistola de la policía González.

“CONDICIóN DE REINCIDENTE”

El Tribunal Oral N°4, en su resolución también destacó la condición de reincidente de Cuesta Gati y remarcó la fecha en que Yagaimini Cantesano salió de prisión. Cabe señalar, que durante su alegato, la fiscal de Juicio había mencionado que Yagaimini Cantesano en el año 2011 (dos años antes del asesinato de González) fue condenado a 9 años de prisión por robo en Lomas de Zamora y también que recibió otra condena aunque ésta ya se produjo cuando ya había sido detenido en Solano por el homicidio de la mujer policía. Respecto a Cuesta Gati, la fiscal Attarian Mena había señalado que lo condenaron a más de 20 años de prisión en el año 2007; que en el 2009 un Tribunal de La Plata le aplicó una pena de 25 años de cárcel y que en el 2010 había recibido otra condena a 15 años de prisión por robo calificado. En tanto, vale añadir, que el fallecido Vega había estado preso en varias cárceles y llevaba un año en libertad cuando ocurrió el crimen de la policía González. 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios