reunion

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció ayer que su gobierno convocó a los representantes del sector docente a una nueva reunión paritaria este jueves.

La Gobernadora afirmó que "vamos a seguir trabajando hasta el último día para que haya acuerdo" y las clases comiencen el próximo 6 de marzo.

 Vidal precisó que "lo que está en discusión no es si los maestros tienen que ganar más, en eso estamos todos de acuerdo" y añadió que "la oferta del gobierno es muy clara y es la misma que aceptaron casi la mitad de los trabajadores del gobierno de la provincia en el mes de diciembre".

La mandataria provincial, en una entrevista televisiva, sostuvo que la propuesta "es el equivalente a la cifra de la inflación" y analizó que "hay un Indec en el que todos creemos, esa es la inflación en la que todos confiamos".

 Es que en el primer encuentro de la Comisión Técnica Salarial, realizado el lunes 6 pasado en La Plata, el gobierno provincial ofreció a los gremios docentes un aumento de un piso del 18% anual, a abonarse en cuatro cuotas del 4,5% y atadas, cada una, al índice de inflación del Indec, que los representantes sindicales rechazaron por considerarla "insuficiente".

 Los gremios pretenden que primero se discuta la pérdida del poder adquisitivo del salario del año pasado, que estiman entre un 8 y 10 por ciento, y piden para este año un incremento del orden del 25 por ciento, lo que eleva el reclamo a un 35 por ciento.

 Al respecto, consideró la gobernadora que los docentes "no van a perder contra la inflación este año" y analizó que "no es razonable que los gremios pidan el 35% de aumento, (cuando) el presidente Mauricio Macri cumplió el objetivo de bajar la inflación".

 Luego, explicó que "solamente el 7% de los docentes de la provincia ganan 9.800 pesos. El salario promedio de un docente bonaerense es de 15.000. No se puede usar la línea de pobreza de una familia contra la ganancia de un docente. Demos las discusiones como tienen que ser, no le mintamos a la gente".

 No obstante, reconoció que "estamos hablando de salarios bajos" y apuntó que "yo sé que el docente gana mal y me encantaría pagarles más, pero un año no se van a resolver décadas de mala administración".

 La mandataria recordó que "hace poco más de un año, cuando asumimos, los salarios y aguinaldos no se podían pagar porque la anterior gestión y los gremialistas acordaron un 44 por ciento" y, en ese sentido, remarcó que "a mí me preocupan muchas cosas cuando me voy a dormir, pero no si puedo pagar los sueldos, porque lo que prometí lo cumplí".

 "La mayoría de los docentes no quieren hacer paro, quieren volver a clases. Creo que hay un derecho a la huelga que está reconocido, pero también hay un derecho a la educación", planteó Vidal, quien expresó que "en los últimos 10 años la provincia tuvo 110 paros" y evaluó que "el derecho de los chicos está primero".

 Pidió a los gremios, por último, que la discusión "no se politice" y añadió: "No por mi gobierno, no por mí, los docentes le hacen un paro a millones de chicos que están esperando las clases".

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios