Itati

El proyecto contempla inversiones en las villas más emblemáticas del conurbano de la provincia de Buenos Aires.

La gobernadora María Eugenia Vidal prepara un plan para acelerar la urbanización de las diez villas más grandes y emblemáticas de la Provincia de Buenos Aires, en el contexto de un esquema que se pondrá en práctica luego de las elecciones, financiado con fondos bonaerenses por primera vez en la historia, y que busca ser una de las huellas de la segunda etapa de su gestión.

La estrategia del vidalismo contempla una urbanización "a gran escala" de las diez villas de emergencia "más grandes y emblemáticas" del conurbano bonaerense, estando entre las primeras consideradas Itatí de Bernal (partido de Quilmes), Puerta de Hierro (La Matanza) y La Cava (San Isidro), aunque aún no se confirmó que sean las primeras tres a intervenir.

 "La idea es poder demostrar lo que se puede hacer desde la gestión e imitar a lo hecho por Horacio (Rodríguez Larreta, jefe del gobierno porteño), en la Villa 31. Pero será un plan que no se va a anunciar, la idea es ir de a poco y que se vaya viendo", explicaron desde el entorno más próximo de la gobernadora, y aclaran que la iniciativa apunta para después de las elecciones generales de octubre y, especialmente, para 2018.

 En La Plata no descartan que si los fondos corrientes no alcanzan, se pida financiamiento de organismos multilaterales (como ya ocurre en las urbanizaciones que lleva adelante el gobierno nacional), aunque apuestan al incremento de los recursos disponibles tras el eventual fallo de la Corte Suprema respecto del Fondo del Conurbano.

 "Hay vocación política para avanzar en la urbanización y será la primera vez en la historia que se haga con fondos bonaerenses", remarcan desde la cartera de Infraestructura provincial, y aseguran que, además de las mejoras propias de cualquier intervención de hábitat (como cordón cuenta, alumbrado, nombres en las calles y títulos de propiedad), buscarán "quedarse" en territorio.

 La idea es, emulando el sistema de urbanización que ejerció el PRO en la Capital, que se instalen oficinas de ministerios y defensorías en las propias villas y para el largo plazo.

 Desde el gobierno bonaerense recuerdan que en todo el territorio provincial existen 1.486 villas -según el censo de 2014- y que cada urbanización implica en los asentamientos más grandes (como Itatí o La Cava) un gasto de por lo menos 2.000 millones de pesos, además de cuatro años de trabajo.

 "El monto de inversión depende del componente de relocalización de familias, que es lo más caro, y el tiempo es más de dos años porque no son lugares fáciles para intervenir, debe articularse con los referentes locales y ser gradual", señalan los funcionarios abocados al proyecto.

 Hasta ahora, hay trabajos de urbanización en unas 140 villas bonaerenses financiados y ejecutados por el Ministerio de Interior de la Nación, a través de su Secretaría de Hábitat y Vivienda, por 7.100 millones de pesos, aunque desde La Plata apuntan a que son trabajos "más focalizados y en asentamientos más pequeños, sin una transformación estructural".

 Una de las ideas que barajan en el gobierno provincial es la intervención de la organización Cáritas Argentina, que podría oficiar como un ente ejecutor y que coopere en el acceso a zonas que pueden ser hostiles para la presencia estatal.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios