farma

Hoy, los farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, ante la posibilidad de instalación de la cadena Farmacity, en el día del farmacéutico, realizan un abrazo simbólico al edificio de la Corte Suprema de Justicia.

Desde el Colegio de Farmacéuticos le exigen a la Corte Suprema que sostenga los fallos sucesivos de la justicia bonaerense, que le negaron la autorización para operar en territorio provincial, "a pesar de la queja elevada por la empresa Farmacity".

Los farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires se declararon en estado de alerta ante la posibilidad de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación habilite las operaciones de la cadena Farmacity, que todavía no logró desembarcar en territorio bonaerense gracias a que la ley vigente establece que haya una farmacia cada 300 metros y prohíbe que se puedan vender medicamentos junto con alimentos y otras mercaderías.

Los farmacéuticos, entre los que se encuentran profesiones de Quilmes y la región, durante el abrazo al edificio de la Corte de hoy, reiterarán su denuncia acerca de los vínculos entre Farmacity y algunos funcionarios de la alianza gobernante.

La demanda de Farmacity para que le permitieran operar en la provincia de Buenos Aires comenzó en 2012, cuando el presidente de la compañía era Mario Quintana, actual vicejefe de Gabinete de la Nación. Es más, la primera hoja del expediente que hoy tiene en sus manos la Corte Suprema es un poder firmado por el propio Quintana. Pero el conflicto de interés no solo afecta al número dos de la jefatura de Gabinete. También alcanza a uno de los ministros de la Corte, Carlos Rosenkrantz, quien tuvo entre sus clientes a la empresa farmacéutica.

Mientras la Corte Suprema debe decidir si habilita o no las operaciones de la cadena creada por el vicejefe de Gabinete Quintana, en la provincia de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo provincial denunció un "conflicto de intereses" entre el actual funcionario y su antiguo abogado, el actual supremo Carlos Rosenkrantz.

El Colegio de Farmacéuticos de la Provincia viene exigiendo a la Corte Suprema que sostenga los fallos sucesivos de la justicia bonaerense, que le negaron la autorización para operar en su territorio. Los farmacéuticos sospechan la existencia de un creciente lobby para cumplir con los deseos de la empresa y destacan como primer indicio el hecho de que la Corte haya aceptado tratar el caso, cuando podría haberlo rechazo in limine.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios